Toshiko Horiuchi borda un paraíso para niños

Image

Un lugar exclusivo para niños, lleno de color, texturas, paredes que se pueden escalar, formas peculiares y libertad para moverte es todo lo que un niño sueña.

El Hakone Open-Air Museum, en Japón, inauguró la obra escultórica de Toshiko Horiuchi. Un mundo que a simple vista parece sacado de una fotografía retocada, pero que en realidad está hecho de hilos tejidos.

Image

 

La obra consta de una red que cuelga del techo y de ella nacen muchas más que llegan al suelo, por las que los niños pueden trepar y encontrarse con formas irregulares. Además el lugar cuenta con un área para que los padres de familia puedan mantenerse cerca y supervisar el juego.

Image

Toshiko Horiuchi es artista plástica con varios años en el ramo. Su gusto por las esculturas didácticas nació un día en el que vio a dos niños subirse a una de sus esculturas, desde ahí vio la posibilidad de hacer una obra más viva y en colores para ellos.

El proyecto “Rainbow Net” arrancó en el verano de 1997, cuando Horiuchi tejió durante 13 meses, 10 horas diarias en ganchillo (crochet), hasta febrero del año 2000. En julio comenzó el montaje de la estructura y dos semanas después se inauguró al público.

Image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: